El 64 % de las empresas de familia no tienen un órgano directivo que ayude a tomar decisiones
 

El 64 % de las empresas de familia no tienen un órgano directivo que ayude a tomar decisiones


Esta cifra fue uno de los resultados que arrojó un estudio realizado por la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia y presentado en el 2° Foro de Gobierno Corporativo: desafíos de la empresa familiar y las herramientas para su sostenibilidad.

En este estudio se encuestó a 377 empresas de familia de sectores económicos como industria, servicios, comercio, agro y otros. Estas empresas son de todo tipo de sociedades; el 63 % son micros, 28 % pequeñas, 7 % medianas y 2 % grandes empresas.

Diana Domínguez, jefe de la Unidad de servicios de Gobierno Corporativo de esta cámara de comercio, señaló que con este estudio se logra saber cómo están gobernadas, cómo funcionan y cómo se les puede ayudar a las empresas familiares que aportan entre el 45 % y el 70 % del Producto Interno Bruto del país, según la Superintendencia de Sociedades.

Algunos de los principales resultados mostraron que:

  • El 90 % de las empresas encuestadas se ubican en la primera generación, es decir, que en este momento son los fundadores de las empresas los que se encuentran al frente de las compañías.
  • El 46 % de las empresas dicen que sí realizan asamblea general de accionistas o junta de socios de manera periódica y formal.
  • El 64 % de las empresas no tiene ningún órgano directivo, que ayude en la toma de decisiones; las empresas prefieren tomarlas solas o con sus accionistas familiares o empleados.
  • El 62 % indican que los recursos empresariales se manejan independiente del grupo familiar.
  • En el 100 % de los casos trabajan personas de la familia: 46 % en cargos de gerencia, 36 % en cargos administrativos, 14 % en cargos operativos y 4 % en otros cargos.
  • El 86 % de las empresas no cuentan con un Protocolo de familia.

Órgano directivo y dificultades en las empresas familiares

Durante este Foro participaron varios expertos, entre ellos Diego Bernal Cortés, máster en Dirección de empresas familiares con más de 10 años en el desarrollo de protocolos de familia, que señaló que es una necesidad tener un órgano directivo para tomar decisiones.

“Estos órganos directivos nos permite visualizar con claridad el futuro de la organización, nos ayuda a generar una transición adecuada, es uno de los mejores escenarios para formar sucesores, es un órgano enfocado en la estrategia y el futuro de la empresa”, explicó Diego Bernal Cortés.

El mexicano Antonio Díaz Gutiérrez, consultor y consejero de empresas familiares con más de 25 años de experiencia, indica que el protocolo de familia no es solo un documento donde se plasman las reglas de la familia respecto a la empresa y a la propiedad, sino un proceso en el cual la familia armoniza sus intereses, comparte sus visiones a futuro y lo que desean para la empresa y la familia.

Por su parte, el experto español y consultor de empresas de familia Valentín (Tino) Prat Estefanell, indicó que el problema principal en las empresas familiares es confundirse porque la dinámica emocional en el entorno de la familia es espontáneo pero en la empresa no es espontaneo, “es más profesional, la economía no entiende de emociones y ahí se confunden las emociones. No tienen claro qué es de la empresa y qué es de la familia”.

Con foros como este, la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia ofrece a los empresarios servicios para que sus empresas sean competitivas, sostenibles y permanezcan en el tiempo.

Aquí puede encontrar la presentación sobre el estudio realizado por la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia sobre las empresas de familia.

);