El branding en la moda, un asunto de sensaciones y sentimientos
 

El branding en la moda, un asunto de sensaciones y sentimientos

El branding en la moda, un asunto de sensaciones y sentimientos

Generar fidelidad, ganarse espacio en la mente de los clientes, satisfacer necesidades a la medida y hacer que con las comunicaciones los consumidores participen en la construcción de la historia de cada marca, son algunas de las finalidades del branding.

Erica Corbellini, consultora italiana en gestión y administración de la moda, fue una de las conferencistas invitadas al seminario internacional, Branding: diferenciarse para competir, brindado por el Cluster Textil / Confección, Diseño y Moda. Ella define el branding en la moda como la mezcla de elementos que generan sensaciones y sentimientos, además reitera la importancia de la segmentación del público y de la comunicación como canal de conexión entre la marca y el consumidor.

Usted define el branding como la estrategia para conectar elementos tangibles e intangibles en torno a una marca generando experiencias diferenciadoras en el consumidor, ¿cuáles son esos elementos?

EC: Por ejemplo, cuando hablamos de elementos tangibles nos referimos a herramientas que permiten que la marca se ajusta a una persona, por ejemplo aquellos que se asocian a la tecnología en temas de interacción y redes sociales, y nos referimos a intangibles, cuando hablamos de todo aquello que genera sensaciones y sentimientos, como sentirse sexi, a gusto con la marca, con un estilo de vida.

¿Cuál es el éxito de la comunicación en el branding y cuáles son esas características?

EC: En el mundo de la moda el tema de las aspiraciones es un aspecto clave. Lograr satisfacerle al usuario lo que se llama dream factor, es decir, con lo que sueña o con lo que desea ser, debe ser un objetivo de la marca y debe proponerle una forma para conseguirlo. Por esto la comunicación es muy importante, porque permite que la marca se conecte con el consumidor; en ese orden de ideas, es importante conocer las necesidades y los gustos del consumidor y concentrarse en ofrecerle soluciones a la medida.

Actualmente es muy importante que las compañías no busquen ganar espacios en los mercados como tal, sino ganar una posición en la mente de las personas, para lograr que su negocio sea exitoso.

La comunicación debe permitir que los mismos consumidores se conviertan en parte de la historia, que ellos mismos generen contenidos y que aporten a la creación de todo lo que hay dentro de la marca

Frente al tema de la segmentación de esos públicos, ¿qué es lo que se debe tener en cuenta?

EC: La segmentación se debe dar teniendo en cuenta muchos factores: geográficos, étnicos, de género, y es necesaria para que la marca aborde al público de una manera más consistente. Pero no solo se habla de segmentar por tipo de consumidor sino también por ocasión de uso. Una misma marca puede generar cierta línea de productos para el segmento deportivo, el de oficina, el descanso, y es importante identificar en qué momento se va a utilizar el producto para ofrecer la solución acorde a las necesidades.

De acuerdo con lo que conoce del sector de la moda en Colombia, ¿qué recomendaciones hace frente al manejo de marca?

EC: Principalmente, es necesario segmentar mejor al público porque se hace complicado tener una marca y hacer una misma estrategia, para comercializar en hipermercados, tiendas propias y cualquier otro canal.

Segundo, es muy importante y deberían darle más importancia al "Hecho en Colombia". Tienen muchos elementos de calidad, productividad, sostenibilidad, que hacen buena a una marca, pero se queda suelta la parte de darle fuerza a la identidad, y esto es importante si se piensa en abrir mercados hacia afuera del país.

En tercer lugar, es muy importante identificar más elementos colombianos, que son muy claves y de gran potencial, la horma de las personas, los colores, la forma de vida, este es un país que tiene un elemento de felicidad bastante alto que debería explotarse más.

);