Invertir en la región promete el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo —PIPE 2.0—
 

Invertir en la región promete el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo —PIPE 2.0—

Generar inversión en sectores transversales de la economía nacional, y en general, de la vida cotidiana de los colombianos, es la apuesta del Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo, llamado PIPE 2.0, que tendrá recursos por $ 16.8 billones, y que tendrá efecto en la infraestructura para la educación, las obras públicas, la vivienda urbana y rural, la industria, el turismo y la minería.

Así lo expuso recientemente Juan Manuel Santos Calderón, presidente de la República, en reunión con empresarios antioqueños en la sede El Poblado de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia. Y fue la oportunidad para determinar de qué manera dichos recursos influirán verdaderamente como mecanismo para “atenuar el impacto de la desaceleración global y dinamizar la economía”, según expresa Santos.

Frente a los beneficios directos para la región antioqueña a partir de la puesta en marcha del PIPE 2.0 se encuentran la inversión de $ 148.000 millones para la construcción de aulas escolares (con su consecuente apuesta de lograr una jornada única para estudiantes). También, la inversión de $ 32.000 millones para la pavimentación de 42 kilómetros de la vía Granada-San Carlos, en el Oriente antioqueño, y la destinación de $ 84.301 millones para la construcción de 5.191 viviendas en 69 municipios.

Frente a las necesidades que cubrirá el PIPE 2.0 para la industria y el comercio nacional, Cecilia Álvarez-Correa Glen, ministra de Comercio, Industria y Turismo, expresó:

Todo esto en un panorama difícil en el que, según Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda, habrá que trabajar con responsabilidad pero con suma austeridad.

);