• ico-buscar
  • ico-usuario

Ene 08, 2020

1.000 empresas le apostaron a la productividad

1.000 empresas le apostaron a la productividad

Francisco Javier Arias R.

Para que una empresa sea competitiva a nivel internacional, tiene que ser productiva, es decir, tener una producción eficiente, con bajos costos y menores tiempos, con calidad y valor agregado. La productividad es la columna vertebral de la competitividad y a eso le apuntan las Fábricas de Productividad que impulsan el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el programa Colombia Productiva, Confecámaras y las cámaras de comercio del país.

La iniciativa despegó en enero de 2019 con la meta de apoyar a 4.000 empresas pequeñas, medianas y grandes hasta diciembre de 2022, con una inversión de $ 22.000 millones. Las primeras 1.000 empresas fueron apoyadas en 2019 Y 175 en Antioquia (de 236 inscritas hasta octubre) por las cámaras de comercio de la región: de Medellín para Antioquia (131); Aburrá Sur (20), Oriente (12), Urabá (10) y Magdalena Medio (2).

Terravocado, productora de guacamole y pulpa de aguacate para exportar -de consumo en hoteles y restaurantes-, buscó el mejoramiento de la productividad laboral y mayor eficiencia en la planta. En los primeros meses logró duplicar el indicador de eficiencia, de 3 a 6 kilos/hora por operario.

Procesa entre 50 y 60 toneladas de aguacate por mes y espera exportar unos 12 contenedores en 2020 (cada uno de 22 toneladas, a Estados Unidos, Australia, Chile y España, entre otros mercados).

“Estamos muy motivados por lograr los resultados, con el buen acompañamiento de la Cámara de Comercio de Medellín… Es un excelente programa y vamos a superar facilito la meta de 8 % en mejoramiento”, destacó su gerente, Daniel Gómez Franco.

En el programa, que continúa hasta 2022, las empresas pueden hacer su postulación en forma directa e, incluso, pueden repetir, de acuerdo con las áreas de su interés o con los temas que no hayan mejorado en la primera intervención.

En principio, la empresa recibe la visita de un gestor -experto vinculado a una cámara de comercio-, que le hace un diagnóstico, identifica sus necesidades y le ayuda a seleccionar a un extensionista –experto vinculado a una universidad o a alguno de los aliados-, que la acompaña a solucionar deficiencias y la apoya para aumentar su productividad, como mínimo en 8 % en las áreas definidas.

María Omaira Salazar, gerente de Creaciones Santé SAS (genera 42 empleos en la confección de ropa interior masculina con marca propia y para terceros como Arturo Calle, Polito, Marketing Personal y otras empresas-), busca optimizar la eficiencia en su planta, mejorar la calidad y los tiempos de producción en los módulos e identificar los tiempos en los cuales no está generando valor agregado.

Ha logrado reducir el plazo de entregas, de una semana a un día, y obtiene las prendas terminadas y empacadas, listas para despachar. “Estamos muy contentos porque este es un programa que nos capacita en forma inmediata…. Esto es enseñando y haciendo y viendo los resultados… Siempre muy agradecida con la Cámara de Comercio de Medellín por el buen acompañamiento que nos ofrece”, afirmó.

Partiendo de la base de que 75 % de las decisiones para mejorar la productividad corresponde al fuero de cada empresa (datos de Confecámaras y el Consejo Privado de Competitividad), que 80 % de las empresas tiene dificultades en los procesos de producción y que 60 % presenta procesos obsoletos (no miden tiempos y costos de producción y no cumplen las fechas de entrega), el programa identifica unas líneas de intervención y las empresas definen en cuáles requieren mayor apoyo: productividad operacional, eficiencia energética, gestión comercial, gestión de calidad, productividad laboral, desarrollo y sofisticación de producto, transformación digital, sostenibilidad y logística.

Según Fredy Pulgarín Sierra, director de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, 68 % de las 236 empresas inscritas ya identificaron dos variables para mejorar: gestión comercial (40 %) y productividad operacional (28 %). De ese total, hasta octubre de 2019 ya se habían visitado 189 empresas, 169 ya tenían su propio diagnóstico y 88 estaban siendo intervenidas, pero para la primera evaluación de resultados (en diciembre pasado), ya se habría cumplido con el diagnóstico e intervención de las 175 empresas escogidas.

Elisa Botero, directora de Transformación de la empresa Del Campo por Tradición –produce vegetales especiales y orgánicos: coles, lechugas, microzanahorias, para consumo en hoteles, restaurantes y oferta en cadenas comerciales–, destaca que esta empresa, que genera 36 empleos directos, busca el mejoramiento de la productividad operacional y laboral, una mayor eficiencia de sus cultivos en El Carmen de Viboral y reducir los desperdicios en la planta, en el corregimiento de Santa Elena.

“Hemos tenido un gran apoyo de la Cámara de Comercio de Medellín, con una comunicación muy fluida y nos ha ido súper bien con el extensionista. Este programa es muy bueno y nos ayudará mucho a lograr la meta de 8 % de mejoramiento”, destacó.

El Ministerio de Comercio y el programa Colombia Productiva (antes, Programa de Transformación Productiva) aportan 65 % del valor total del programa y el 35 % restante se reparte entre las cámaras de comercio y las propias empresas, que aportan 15 % -en el caso de las pequeñas- y 20 % -las medianas y grandes-. Se estima que cada intervención dura entre 65 y 80 horas y tiene un costo de $ 12 millones, pero para ellas oscila entre $ 1,7 millones y $ 2,3 millones.

Eficiencia, el mejor producto

  • Las Fábricas de Productividad le apuntan a promover el mejoramiento de la eficiencia en las empresas, a la medida, de acuerdo con sus necesidades.
  • Los principales beneficios son: reducciones significativas en tiempos y costos, optimización del uso de la energía, incorporación de prácticas sostenibles, mejor uso de herramientas tecnológicas, cumplimiento de normas de calidad y mejoramiento de las relaciones comerciales.
  • Podrán reducir la rotación de personal y mejorar sus capacidades, mejorar sus procesos de producción y sofisticar su oferta de productos.
  • Podrán ser más eficientes, más productivas y más competitivas.

Cifras para destacar:

4.000 empresas de todo el país mejorarán 8 % su productividad, con una inversión total que supera los $ 22.000 millones

75 % de las decisiones para mejorar la productividad es responsabilidad de las propias empresas.