• ico-buscar
  • ico-usuario

Feb 25, 2020

Caficultores PEC, en ruta para ser agroempresarios formales e independientes

Caficultores PEC, en ruta para ser agroempresarios formales e independientes

Refractómetro, fermaestro, TDS, termómetro, pH-metro y termohigrómetro, son los nuevos instrumentos con los que cuentan caficultores de los municipios de Fredonia y Santa Bárbara, que forman parte del Programa para la Especialidad del Café -PEC, liderado desde la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia por las organizaciones de la Alianza por el Café de Antioquia.

Conoce quiénes la integran

Durante su primer encuentro del año 2020, recibieron este kit de equipos que les facilitará ser guías de su propio desarrollo, pues, en el PEC, las familias caficultoras no solo reciben este tipo de herramientas, también se les brinda formación y acompañamiento por parte de los Gestores PEC (con conocimiento sobre procesos de producción y catación), formadores expertos en caficultura, y de empresarios de la cadena de valor del café (desde el cultivo hasta la taza), para que aprendan a producir y comercializar cafés diferenciados y especiales, cuya demanda crece un 7 % anualmente y su precio es superior al del segmento de café commodity.

IMG_3015 (2).JPG

Antes de entrar al PEC, Jaime Álvarez, caficultor por tradición de la vereda Alto de los Fernández, en el municipio de Fredonia, no sabía que estos instrumentos se utilizaban en la caficultura, ahora reconoce que contar con ellos en su finca hará una diferencia clara en su café y en su familia, pues, explica, que “poniendo en práctica lo que uno ha aprendido con el profe puede garantizar mejor calidad al comprador y, al ofrecer mejor calidad, eso también se verá reflejado en lo económico para uno”. No obstante, reconoce que su evolución apenas está comenzando y que quisiera mejorar su beneficiadero y aprender más sobre aspectos como la fermentación.

En Santa Bárbara, vereda La Arcadia, Mónica Andrea Castaño, con 21 años, es la representante de su familia en el PEC. Pasó todo el fin de semana enseñándoles cómo se usan estos instrumentos, “tenemos que empezar a experimentar y poner todo en práctica para que cuando llegue ‘la traviesa’ nos coja preparados”. Mónica se refiere a la cosecha que se presenta, aproximadamente, entre los meses de marzo y mayo.

Ella, que ha vivido siempre en el campo, sabe que la agricultura no es fácil. Sin embargo, estudió una tecnología en producción agroecológica y decidió continuar con la tradición cafetera de su familia. “Estoy joven y todo lo veo como un reto. Esto lo lleva uno como en la sangre”, dice llena de energía y animada, porque ahora, podrá tener certeza sobre la calidad de su café.

Mónica explica que, antes “aplicábamos lo aprendido en el PEC de una manera muy artesanal, pero ya con este kit podemos medir y llevar una trazabilidad, y así a todos nos va a mejorar la calidad de vida, a los que venden el café en su negocio, porque tienen un mejor producto, y a nosotros que lo cultivamos”.

Los caficultores del PEC ya son conscientes de que el mercado valora la calidad que en el café se obtiene gracias a una cuidadosa recolección, una elección estratégica y controlada del proceso (lavado, fermentado, desmucilaginado), un secado y un almacenamiento en condiciones óptimas, el tueste ideal y, por supuesto, una preparación profesional. Y es precisamente incrementar la competitividad del sector cafetero en la región, un objetivo que une a todos los actores involucrados en el PEC: caficultores, cooperantes y aliados.

Este avance es significativo, según Felipe Castañeda, profesional de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, pues “una de las metas del PEC es que estos caficultores se cualifiquen para producir y comercializar los cafés que hoy demanda el mercado, pero acompañados de una visión empresarial, como agroempresarios independientes y formales”. Por eso uno de los componentes educativos de este año será la educación financiera.

Durante el encuentro, los caficultores también tuvieron la oportunidad de conversar con empresarios del Cluster Café, como Juan Felipe Jaimes y Nayibe Chacón de Lavaive, Daniela Maya de Acresco y David Molina del Laboratorio de Café, quienes les hablaron sobre las necesidades del mercado y los retos que debían asumir ante este panorama, como proveedores de la cadena de valor del café.

De esta manera, reuniendo lo mejor de la tradición y de la tecnificación de los procesos de producción, el PEC aporta a la construcción de un nuevo capítulo de la caficultura antioqueña: sostenible, competitiva, con consciencia empresarial y conocimiento del mercado, innovación en procesos de producción, reconocida por su diversidad de perfiles y sinónimo de calidad de vida.