Menú

Ene 22, 2021

Cámaras de comercio acercan los beneficios del Gobierno a los empresarios

Cámaras de comercio acercan los beneficios del Gobierno a los empresarios

Por: Andrés Mauricio Tamayo M., periodista.

“Decidimos hacer parte del proyecto CREEce y eso nos dio un panorama mucho más amplio de lo que teníamos como organización; ya no nos vemos como emprendedores, sino que tenemos el carácter de empresarios”, dice Erika Zuluaga, propietaria del Restaurante El Mexicanote en Bello, norte del Valle de Aburrá. En el proyecto aprendió de marketing digital y mercadeo en general, y logró -en medio de un año retador- incorporar el servicio a domicilio.

El Pimiento Rojo es el restaurante de Natalia García; esta emprendedora comenta que el acompañamiento del proyecto CREEce le ayudó a llevar un registro de ventas y de gastos, así como a identificar oportunidades de crecimiento con nuevos productos y maneras de comercialización. “Quiero ser empresaria”, afirma con convicción.

“Ha valido la pena ser parte del proyecto CREEce porque me ha ayudado a constituir mejor mi empresa, a mirar hacia el futuro, entonces este proyecto nos ayuda a darle empuje a la compañía”. En este caso el testimonio es de Juan Carlos Gómez, de la empresa Coffee and Ice.

Acompañamiento, formación y atención técnica especializada son los frentes que hacen parte de la oferta de servicios de CREEce, un proyecto liderado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en alianza con la Unión Europea y las cámaras de comercio de Cali, Barranquilla, Cartagena y Medellín y que busca ayudarles a las empresas a emprender su reactivación e impulsar su crecimiento. Otras ocho cámaras participaron como aliadas: Cauca, Manizales, Buenaventura, Chocó, Santa Marta, La Guajira, Sincelejo y Valledupar.

Para el caso de Antioquia, 400 microempresas dedicadas a la gastronomía y el comercio fueron impactadas en 2020 (en Colombia fueron 1.980 las que se acogieron al programa). Recibieron asesorías, participaron en la Feria Expovirtual, en talleres grupales, y se beneficiaron con mentorías sectoriales. Aprendieron de implementación de protocolos de bioseguridad, estrategias de mercadeo, manejo de herramientas de costos e inventarios, apropiaron técnicas de comercio electrónico, entre otros aspectos.

CREEce es uno de los programas del Gobierno Nacional que encontró en las cámaras de comercio a esas agencias de desarrollo regional que le permiten al Estado materializar las iniciativas de reactivación y apoyo en programas específicos que, de manera eficiente y expedita, llegan a la base empresarial con resultados tangibles.

Jaime Echeverri, vicepresidente de Planeación y Desarrollo de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, destacó que “con programas como CREEce se le apuesta de manera estructural a la formalización empresarial con orientación especializada y herramientas para apoyar la gestión de los microempresarios”. En la misma línea, el viceministro de Desarrollo Empresarial, Saúl Pineda Hoyos, dice que “desde el Gobierno Nacional celebramos la culminación exitosa del proceso que estuvo enfocado en el crecimiento y el desarrollo empresarial, en el marco de la reactivación económica de las micro y pequeñas empresas”.

Esta se suma a otras iniciativas del Gobierno Nacional que lideradas con las cámaras de comercio -o canalizadas a través de estas-, logran mejorar las condiciones de entorno e impactar directamente a las empresas en las regiones del país. Entre ellas están Fábricas de productividad, la Ventanilla Única Empresarial o los Centros de Transformación Digital Empresarial. Además, otro servicio que prestan las cámaras es la exposición de todos los decretos y determinaciones legales en tiempos de pandemia, acompañamiento en implementación de medidas de bioseguridad que cumplan con la normativa estipulada para el país y divulgación de estrategias relacionadas con financiación o internacionalización.

Escribió hace poco Julián Domínguez Rivera, presidente de Confecámaras, esta reflexión que refuerza lo expuesto: “las cámaras seguirán siendo motores de desarrollo regional, un compromiso que asumen siendo apoyo fundamental para los empresarios, el Gobierno Nacional y los mandatarios regionales para mitigar los impactos de la pandemia en el sector productivo colombiano”.

El viceministro Pineda, sobre el trabajo de este año dice que “es un momento para la confianza, pero también de proyección de esfuerzos para 2021, que se centrarán en hacer de esas políticas de desarrollo productivo una estrategia poderosa de reactivación empresarial en todas las regiones del país”.

Destacado

Una buena noticia al cierre: el programa CREEce tendrá continuidad en 2021 y en próximos días se conocerán el alcance e impacto esperados.