Menú

Ago 16, 2022

Colombia, un país de Empresas Micro, fue una de las conclusiones del conversatorio liderado por el CEM

Retos presentes y futuros de la Empresa Micro fue el tema del conversatorio que realizó recientemente el Centro de Estudios de la Empresa Micro- CEM, un espacio en el que se compartieron diversas miradas sobre el aporte de los microempresarios a la economía del país, los problemas estructurales y oportunidades que generan.

Durante la presentación Paola Mejía, responsable de Empleo, Emprendimiento y Desarrollo Empresarial de Comfama y presidenta del comité Técnico del CEM, destacó que Colombia es un país de microempresas y que existen oportunidades para apoyarlas de manera multidimensional en su ruta hacia la formalización y permanencia en el tiempo, aplicando principios como:

  • Inclusión financiera
  • Promoción de la formalización laboral y empresarial
  • Desarrollo de capacidades empresariales y humanas
  • Conexiones de mercado

Mejía señaló que el CEM es una instancia que representa a los microempresarios del país. “Buscamos incidir en la política pública y que la empresa micro sea tenida en cuenta en todos los procesos, por esos somos la voz de ellos en los diferentes escenarios de país”, señaló.

En el evento también estuvo presente Darío Maldonado, jefe de la Misión Oficial de Empleo, un organismo que tiene como propósito identificar cuáles son los problemas estructurales que atacan la empresa micro del país. Maldonado compartió una investigación que realizaron en 2019 y señaló que los resultados del estudio demuestran que en el país no hay balance entre protección social y productividad.

Según la investigación, explicó Maldonado, en 2019 “el 97 % de las empresas micro tenían entre uno y tres trabajadores. El 81 % son informales”. Y compartió otras conclusiones como:

  • Los empleos que se generan en empresas de hasta 5 trabajadores son precarios, generalmente sin las protecciones de la legislación laboral, con alta rotación y pocas posibilidades de aprendizaje
  •  No hay buenos empleos en malas empresas. Los trabajadores en Colombia son los más perjudicados por la estructura empresarial en Colombia, misma que en gran parte es producto de la legislación laboral y de protección social
  •  Como resultados de las últimas reformas laborales se detectó una alta rotación de empleo y baja permanencia en la formalidad
  • Entre 1990 y 2019 la productividad laboral del país aumentó 1 % al año, presentando en 2019 tasas inferiores a países como Argentina, Chile, México y República Dominicana.

Para Ricardo Bonilla, jefe de la Misión Alternativa de Empleo, y quien también participó en el conversatorio, “el gran problema del mercado laboral colombiano es la falta de oportunidades y no los costos laborales. Es un hecho que la estructura productiva del país no fomenta puestos de trabajo porque está construida sobre la base de crear riquezas a partir de rentas que no producen más oportunidades. Necesitamos reindustrializar el país, profundizar la agroindustria y desarrollar sectores de servicios inteligentes como el turismo”.

Por su parte, Fabio Andrés Montoya, presidente ejecutivo de Interactuar y quien fue el moderador del conversatorio, aseguró que es “clave hacer una reflexión profunda de lo que tiene que cambiar para que las empresas puedan desarrollarse y tener un mejor crecimiento. Todo esto lo logramos con mejores políticas públicas. Interactuar es una entidad que va más allá de otorgar microcréditos porque les prestamos un servicio de valor, los acompañamos y los conectamos con el mercado, para que perduren en el tiempo y generen empleo”.

Así mismo, Olga Ospina, jefe de Economía e Inteligencia de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, afirmó que las empresas micro son las mayores generadoras de empleo en la región,. “Representan el 89 % de las empresas ubicadas en Antioquia que son 211.000 y en el país son el 92 %, lo que habla de su importancia. Además, de los empleos formales de la región, generan el 30 %. Los sectores más fuertes son comercio al por menor, tiendas, abarrotes y servicios a personas, entre otros”.

Algunos datos

  • En 2021 se matricularon 28.854 empresas en el Valle de Aburrá, de las cuales, 98.7 % fueron micro. Este segmento reportó un crecimiento de 16.3 %, y se ubicó, mayoritariamente, en los municipios de Medellín, Bello y Envigado.
  • Del total de las empresas micro constituidas en 2021, 17.604 son personas naturales y 10.859 sociedades, registrando un crecimiento en los dos tipos de organizaciones de 10.8 % y 26.4 %, respectivamente.
  • Los sectores con mayor crecimiento en micronegocios fueron transporte, actividades de atención en salud humana, educación, actividades inmobiliarias y construcción.
  • Los sectores con menor crecimiento fueron la industria manufacturera, información y comunicaciones, y alojamiento y servicios de comida, siendo estos últimos los que tuvieron mayores dificultades para recuperarse luego de la pandemia.

El Centro de Estudios de la Empresa Micro es una alianza interinstitucional liderada por la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, la Corporación Interactuar, Comfama, Proantioquia y la Cámara de Comercio de Aburrá Sur.

La Cámara de Comercio de Medellín lidera y apoya iniciativas para que Antioquia sea una región con mejores condiciones de entorno y mayores oportunidades para las empresas,