Menú

Oct 28, 2020

Economía de Antioquia podría reducirse entre 6 % y 7 % al finalizar el año 2020

Economía de Antioquia podría reducirse entre 6 % y 7 % al finalizar el año 2020

• El papel del sector privado en Antioquia es fundamental para el crecimiento del PIB, el desarrollo de la región y la generación de empleo.

• Encuesta de la Cámara revela que 55 % de las empresas encuestadas dice que 2021 será el año para la recuperación económica, mientras que 22,5 % considera que esto sucederá en el primer semestre de 2022.

La Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia presentó un análisis de la economía del departamento y sus expectativas para el cierre de este año, revelando que debido a los efectos causados por la COVID-19, la economía del departamento puede reducirse al finalizar 2020 entre 6 % y 7 %.

Los análisis de la Cámara señalan que mientras en diciembre de 2019 el Producto Interno Bruto (PIB) de Antioquia ascendió a $ 153 billones, en 2020 este valor podría caer hasta los $ 145 billones.

Encuentra el informe completo aquí.

Eso debido principalmente a que: la demanda a nivel nacional y la inversión en activos fijos se redujeron 4,7 % y 20,2 % respectivamente en el primer semestre de 2020; las importaciones del departamento cayeron 21,1 % entre enero y agosto frente a igual periodo de 2019; sin oro las exportaciones de enero a agosto cayeron 12,4 %; hay decrecimientos en sectores como turismo, construcción, industria, comercio y sector agropecuario y la tasa de desempleo se ubicó en 22,6 % en junio-agosto; 10 puntos porcentuales más que en 2019.

Dinámica empresarial

En el acumulado enero-septiembre de 2020, el total de nuevas empresas en Antioquia se redujo 20,2 % frente a igual período del año anterior; no obstante, en el tercer trimestre se observa un incremento significativo de las nuevas empresas, en relación con el segundo trimestre de este año. El mayor número de empresas se crearon en: desarrollo de sistemas informáticos, correo y servicios de mensajería, comercio al por mayor (excepto vehículos) y actividades de administración y consultoría.

Entre enero y septiembre de este año, el total de empresas liquidadas se redujo 25,9 % frente a igual período del año anterior. Para la Cámara, la cancelación de empresas parece estar suspendida a la espera de mayores certezas sobre el futuro próximo.

Y entre enero y septiembre de 2020 la inversión neta de sociedades fue de $ 876 mil millones, lo que significó un aumento de 11 % frente a igual período de 2019, explicado por nuevas sociedades en los sectores de minería y construcción. Esta cifra representa uno de los aspectos positivos de nuestra economía.

Desempeño y expectativas de los empresarios

En septiembre pasado la Cámara realizó una encuesta a 400 pymes de Medellín y Aburrá Norte para conocer las medidas adoptadas para enfrentar la crisis y las percepciones de los empresarios frente a la economía. Algunos de los resultados indican que:

  • Durante la cuarentena, 82,1 % de las empresas reportó dificultades financieras, siendo las más significativas el recaudo de cartera, el pago de impuestos y el pago a proveedores. Los problemas de liquidez fueron más frecuentes entre las empresas medianas y aquellas del sector servicios.
  • Durante la cuarentena, 29,7 % de las empresas reportó despido de empleados, 46,7 implementó el trabajo en casa –principalmente empresas medianas y del sector servicios– y 56,6 % dio vacaciones anticipadas.
  • 10 % de empresas migraron hacia un nuevo negocio o actividad como medida implementada frente a las condiciones del mercado.
  • Como otra medida implementada se encuentra que tres cuartas partes de las pymes utilizan las plataformas digitales para realizar pagos. Las plataformas digitales como canal de venta se convirtieron en la mejor alternativa para generar ingresos durante la pandemia: más de 80 % de las empresas que reportaron ventas por canales digitales, recaudaron por este medio hasta un 50 % de sus ingresos.
  • En las empresas formales, solo 10,8 % desconoce las ayudas gubernamentales, mientras que un 62,5 % de los empresarios las conocen y las han solicitado; para 87,4 % de los empresarios que las solicitaron fueron aprobadas, especialmente subsidios a la nómina y exención de aportes a seguridad social.
  • En el caso de las microempresas informales, 53,8 % desconocen las ayudas, y 11,7 % las conoce y las solicitó (especialmente el acceso a crédito y garantías, y los subsidios a servicios públicos). De este último grupo fueron rechazadas 48,8 % de las solicitudes (con datos de la encuesta del Centro de Estudios de la Empresa Micro).
  • Tras la reapertura, 57,3 % de las empresas operan normalmente, mientras que otro 36,1 % opera parcialmente y para 51 % de las empresas con operación parcial, tomará más de tres meses retornar a la normalidad (con datos de la encuesta del Centro de Estudios de la Empresa Micro).
  • Para 69,3 % de los empresarios encuestados, en los siguientes tres meses el personal empleado permanecerá igual, y 9,1 % estima que habrá despidos. En cuanto a las ventas hay mayor optimismo: 41,6 % considera que aumentarán y 39,1 % cree que permanecerán iguales (con datos de la encuesta del Centro de Estudios de la Empresa Micro).
  • Para los próximos doce meses, 44,2 % de las empresas cree que la economía mejorará, pero para un 35,7 % la situación será peor. A diferencia de la percepción sobre el futuro de la economía del país, los empresarios se muestran más optimistas respecto al futuro económico de sus empresas: para el 66,7 % la situación mejorará, y solo para 10 % será peor.
  • Para 55 % de las empresas, 2021 será el año para la recuperación económica, mientras que un 22,5 % considera que esto sucederá en el primer semestre de 2022.
  • Para 47,4 % de las empresas con trabajo en casa, la mayor cantidad de empleados retornará en 2021; mientras que para 9,5 % el trabajo en casa llegó para quedarse.
  • Ante la posibilidad de nuevas restricciones de movilidad, 26,2 % considera que la empresa solo sería viable el resto de este año, sobre todo entre las pequeñas empresas. En contraste, 21,6 % cree que se adaptaría, lo que es más frecuente entre las medianas empresas. Otras empresas se muestran más vulnerables, así 15,4 % aseguran que solo serían viables por un mes; y un 10,5 % afirma que una nueva cuarentena los obligaría a cerrar.
  • El principal riesgo percibido por 72 % de las pymes encuestadas es la liquidez a corto plazo; especialmente entre las empresas medianas. Le siguen en orden de importancia el no poder mantener los empleos con 51 %, y la preocupación por las ventas con un 41,8 %.

Para la Cámara de Comercio de Medellín, el papel del sector privado es fundamental para el crecimiento de PIB, los programas público-privados para el acompañamiento de las empresas de menor tamaño en su proceso de reactivación también lo son, así como la oferta de ayudas financieras que se debe mantener y la recuperación solo será posible con el apalancamiento de actividades estratégicas como la construcción y la minería (minería con criterios de legalidad y sostenibilidad).