Jun 25, 2019

Femmed es punto de encuentro de la salud y la belleza

Femmed es punto de encuentro de la salud y la belleza

La diseñadora de modas, Paulina Gómez, emprendió motivada por su madre alrededor de una idea que involucra dos de sus pasiones.

Paulina Gómez creció entre implantes mamarios. La razón es que Gloria Zuluaga, su mamá, tiene una empresa de fabricación y comercialización de estos dispositivos médicos. Ese hecho, sumado a sus estudios en Diseño de Modas, la llevó a interesarse por un emprendimiento que involucrara salud y belleza, y así nació Femmed.

La empresa empezó a operar hace cuatro años y hoy se especializa en la creación y comercialización de prendas post quirúrgicas para mujeres. Doña Gloria fue quien motivó e impulsó a su hija a crear empresa luego de concluir sus estudios. “Yo siempre le recalqué: ‘Paulina, si uno estudia es para hacer empresa, para ayudar a otros, no para ser un empleado más’”, recuerda.

La joven emprendedora dice que encontró “una gran necesidad tanto para las pacientes como para los médicos de cubrir todos los requerimientos necesarios para los intervenciones estéticas”. Lo anterior teniendo presente darle un valor estético a las prendas para que las pacientes pudieran usar sus productos después de la cirugía como ropa casual o deportiva.

Para llevar los productos de Femmed al nivel que han llegado, Paulina primero llevó a cabo un proceso de investigación mediante el cual se acercó a médicos cirujanos, asistió a congresos y capacitaciones, y recogió decenas de aportes de diferentes personas. Estas fueron las primeras puntadas de sus prendas.

“Los médicos me decían que necesitaban un brasier que protegiera, que fuera antibacterial, etc., y yo fui tomando nota de eso”, recuerda Paulina sobre los inicios de una empresa que, cuatro años después, tiene claros los intereses de su público y hacia dónde quiere llegar.

Cumpliendo sueños paso a paso


Al momento de iniciar sus proyectos, los emprendedores se trazan muchas metas y propósitos. Tantos que pueden parecer inabarcables y producir temor a dar el primer paso. Paulina reconoce que para superar ese escollo fue clave el apoyo de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, pues de su mano aterrizó su empresa y empezó a avanzar paso a paso.

“La mayor dificultad en un principio es creer en uno mismo y reconocer que se tienen las capacidades”, reconoce Paulina. Pero hay otras, como pensar que a la estabilidad económica sólo se puede llegar mediante un empleo bien remunerado. En su caso, ella ha podido vivir el sueño de emprender y crear algo para sí misma.

Paulina tiene claro de hacia dónde quiere llevar a Femmed: hacia la exportación. Y para lograrlo, ha encontrado en la Cámara de Comercio un aliado para conocer los requisitos, la documentación y todos los procedimientos que le permitan llevar aquello que, junto a otras mujeres y madres cabeza de hogar, fabrica con mucho amor.