• ico-buscar
  • ico-usuario

Ene 08, 2020

La inversión regional crece con las Autopistas

La inversión regional crece con las Autopistas

Francisco Javier Arias R.

Los cerca de $ 12 billones que se invertirán en Antioquia en la construcción de las Autopistas de la Prosperidad –incluido el Túnel del Toyo–, no solo irrigarán más y mejores empleos y mayor desarrollo social en los 108 municipios del área de influencia, sino que permitirán el auge de nuevos negocios, que ayudarán al crecimiento de la economía de Antioquia, de un 4,6 % anual cuando estén en plena operación, hasta una tasa superior a 6 %.

La Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia destaca que todo el Suroeste (23 municipios, que concentran 5,6 % de la población de Antioquia), cuenta con 7.225 empresas con activos por $ 979.000 millones y solo en 2018 se registró una inversión neta en sociedades de $ 21.345 millones. De ellos, $ 13.836 millones corresponden al capital para 99 empresas nuevas (agropecuarias, comerciales o turísticas –hoteles y restaurantes–), con aumento de 250 % frente a 2017 ($ 2.334 millones en 66 empresas).

Lo que esas cifras muestran es que la inversión en el Suroeste se está preparando para aprovechar la operación plena de las Autopistas Pacífico 1, 2 y 3, Mar 1 y Mar 2, que conectarán a Antioquia con el Pacífico y el sur del país y con el Atlántico (Urabá).

Gustavo Bernal Jaramillo, gerente de la Concesión La Pintada, también llamada Pacífico 2, explicó que el avance de la obra en octubre de 2019 llegaba a 76 %, pero en enero de 2020 ya habrá alcanzado el 83 %, con la meta de entregarla en octubre de este año. “Los $ 1,35 billones que estamos invirtiendo se convierten en una gran oportunidad para muchas familias, mediante el pago de salarios, compras a proveedores y apoyo a iniciativas de la comunidad. Este será un gran detonante para el crecimiento de la economía regional, por el desarrollo comercial y empresarial que se verá en todo el Suroeste”.

Aparte, el consorcio apoya diferentes iniciativas de la comunidad y el fortalecimiento de cadenas productivas, mediante las ruedas de negocios Suroeste compra Suroeste, que promueve la compra de productos de las microempresas de la región entre las mismas empresas y habitantes. La inversión social del consorcio superó los $ 632,7 millones en 2018 y aún están en consolidación las inversiones totales en ese rubro para el período 2019.

La Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia estima que las obras de esas cinco Autopistas les generarán ingresos y operaciones a las regiones por valor de $ 20 billones anuales. Y con los avances de obras en los corredores Pacífico y al mar, las nuevas empresas ya empiezan a llegar a Urabá y al Suroeste.

Salida para el cobre

Mientras obtiene la licencia ambiental que tramitará en este año, la multinacional Anglo Gold Ashanti ya hace sus cuentas para la utilización de la vía cuando la mina de cobre Quebradona, en Jericó, esté en operación: podrá mover unos 11.000 contenedores al año de concentrado de cobre para Europa y se convertirá en el primer exportador del departamento, utilizando la infraestructura de Puerto Antioquia, en Turbo.

Juan Camilo Quintero, director de Asuntos Corporativos, indicó que las obras de construcción de la mina se iniciarían a principios de 2021, con inversión de USD 1.100 millones y en el cuarto año iniciaría operación y producción, con una inversión anual de USD 400 millones. En 14 años, la compañía ha invertido USD 1.000 millones en tres proyectos, aún en exploración: La Colosa (Tolima), Gramalote y Quebradona, en Antioquia (San Roque y Jericó).

Puerto Antioquia, el primer puerto definido para Urabá (de los tres que están previstos: Puerto Pisisí, en Turbo, e International Darién Port, en Necoclí, son los restantes), es también un complemento de las Autopistas. Solo Puerto Antioquia espera movilizar 7 millones de toneladas por año (2 millones desde Urabá –banano, plátano y otros productos-) y 5 millones desde el resto del país.

La inversión prevista en el corregimiento Nueva Colonia, en Turbo, es de USD 670 millones, durante la construcción se generarán entre 1.500 y 1.800 empleos directos (unos 12.000 indirectos) y entre 900 y 1.000 en la operación. Este será el segundo puerto de Colombia y permitirá un ahorro de 350 kilómetros para atender al 65 % del PIB de Colombia, en las ciudades de Bogotá, Cali y Medellín. “Ahora sí, Urabá será la mejor esquina de América”, dijo un empresario cercano al proyecto.

BioSuroeste, apuesta de región

Mientras tanto, otros proyectos de inversión se abren paso en el Suroeste. La Corporación Agroparque BioSuroeste nació en agosto de 2019 con el impulso de Proantioquia y otras entidades, para desarrollar un parque agroindustrial en un lote de 600 hectáreas que la Dirección Nacional de Estupefacientes entregó a los municipios de Támesis y Valparaíso –con esta destinación exclusiva- y que ellos cedieron en calidad de usufructo a la corporación para ejecutar este “proceso de restitución social colectiva”.

El Agroparque, que se podría convertir en zona franca agroindustrial, ha recibido apoyo de varias entidades, entre ellas, la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, que aportó $ 100 millones. Conectará a la agroindustria con el turismo, mediante la promoción de la cadena de producción de café, cacao y otros productos. “Estamos listos para cerrar convenios con las empresas, inversionistas o universidades que tengan proyectos alineados con la estrategia”, destaca el ingeniero Bernardo Muñoz, director Técnico y líder del proyecto. “Esta será una plataforma de desarrollo territorial para promover factores de cambio y será un ejemplo para Colombia”.

Claro que no todos los proyectos e iniciativas estarán dentro del parque (como no toda la innovación se ubica en RutaN), pero sí será la plataforma para el impulso de nuevos negocios agroindustriales. “Ya tenemos identificados los primeros proyectos ‘detonantes’ y estamos en proceso para firmar acuerdos con varias compañías para las primeras iniciativas en este año”, destacó.

Asimismo, anunció que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ya firmó el compromiso de aportar 250.000 dólares para financiar los estudios de detalle (plan de negocios y otros temas), que costarán unos 320.000 dólares, con la idea de replicar el modelo en otros países, como un laboratorio de desarrollo rural.

Crece el turismo

El desarrollo de la vocación turística de la zona también está en la agenda de desarrollo de la región y las nuevas inversiones muestran un gran dinamismo. Jorge Alberto Escobar y Juan Carlos Tirado, hoteleros por tradición familiar y líderes de una cadena de hoteles en Medellín (Novelty, Afinity, Leblon y otros), ya tienen su primera inversión en el Suroeste (Casa Passiflora, en Jardín, uno de los pueblos patrimonio del país), con una inversión de $ 2.500 millones.

Asimismo, acaban de abrir uno similar en Jericó (Casa Pomarosa, con $ 4.000 millones adicionales), también Pueblo patrimonio que ha reorientado su vocación, desde el turismo religioso hacia el turismo cultural, ecológico y ambiental. Asimismo, el grupo hotelero ya tiene un lote para el desarrollo de un nuevo hotel en la vereda La Oculta, en Támesis.

“Jardín y todo el Suroeste quedará mucho más cerca del centro del país –Cali, Manizales y Pereira- y eso traerá más visitantes… La construcción de las Autopistas nos hizo agilizar las decisiones de inversión, con todo el respaldo y capacitación que hemos recibido de la Cámara de Comercio de Medellín… Eso ha sido fundamental”, dijeron.

Los empresarios destacaron el potencial turístico y el desarrollo comercial que presentará el triángulo que integran los municipios de Jericó, Jardín y Támesis “muy cerca de Medellín y de las principales ciudades del centro del país, que mejorará mucho el turismo y la competitividad en la región”.

Destacados:

“La inversión en la Autopista Pacífico 2, de $ 1,3 billones, será un gran detonante para el crecimiento de la economía regional, por el desarrollo comercial y empresarial que se verá en todo el Suroeste”.

Gustavo Bernal Jaramillo,gerente de la Concesión La Pintada“El triángulo que integran Jericó, Jardín y Támesis quedará muy cerca de Medellín y del centro del país y eso mejorará mucho el turismo y la competitividad en la región”.

Jaime Alberto Escobar

Juan Carlos Tirado

Hoteleros, inversionistas en la región.