• ico-buscar
  • ico-usuario

Jul 02, 2020

Movilidad unipersonal y compartida, realidades latentes en Medellín

Movilidad unipersonal y compartida, realidades latentes en Medellín

La seguridad en salud abre mayores posibilidades a la micromovilidad. Conoce las tendencias, opciones y desafíos para la función pública, los ciudadanos y el mercado.

Apenas comenzaron a salir de sus casas tras la cuarentena, los habitantes de Medellín se encontraron con varias evidencias de que la micromovilidad se está tomando la ciudad.

Se lanzó Muverang, una compañía del Grupo Empresarial Antioqueño para el uso compartido de bicicletas, motos, patinetas y carros eléctricos por suscripción mensual para empresas y particulares; se implementaron 11,6 km. de ciclovías temporales y bicicarriles que incrementaron en 40 % los biciusuarios; y se habilitaron portabicicletas en varias de las flotas de buses, entre ellas, en el ciento por ciento de las de Autobuses Poblado Laureles.

La ciudad está decidida a incrementar el uso de la bicicleta para que pase de representar 1 % a 4 % de la movilidad, con 40 nuevos kilómetros de red ciclista, dos estaciones integradas al Metro, 14 kilómetros de ciclorruta entre el norte y el sur, y la unión ciclista entre las universidades Nacional y de Antioquia. Por su parte, la empresa privada le apuesta a la movilidad eléctrica con un nuevo portafolio de productos y servicios.

De igual forma, en el mundo han ido ganando espacio en la legislación y configuración de las ciudades los vehículos pequeños, eficientes y ambientales, con más de 500 millones de usuarios, por su impacto en la reducción del uso de automóviles y la demanda de parqueaderos, la descongestión y el mejoramiento en la calidad del aire y la salud.

Además, la tecnología aumenta este auge. En China, por ejemplo, los ciudadanos reservan sus viajes en metro desde internet, lo que evita aglomeraciones y contagios del Covid en las filas de ingreso, y programan las conexiones a los destinos finales por medio de aplicaciones de renta de bicicletas, patinetas, motos y carros eléctricos.

Sin embargo, el microtransporte tiene grandes desafíos en el diseño y planeación de las ciudades, el compromiso de la empresa privada y los cambios culturales. Se recomienda que las rutas para vehículos personales complementen los sistemas masivos, que circulen en espacios distintos a los de peatones y vías rápidas, que sean incentivados por las empresas como medidas complementarias a los horarios flexibles, diferenciales y ampliados, y que privilegien el pago sin contacto, los sistemas eléctricos, y sobre todo, compartidos.

La apuesta de movilidad de la ciudad demanda esfuerzos coordinados para que los ciudadanos se transporten menos en sistemas privados, recorran menos espacio, planeen sus rutas y den prioridad a los transportes masivos y sostenibles, resalta Jaime Arenas Plata, director del Cluster Energía Sostenible de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia.

Los expertos consideran, incluso, que Medellín cuenta con un ecosistema público privado y una cultura que facilitaría dar paso a un sistema de movilidad eléctrica compartida basado en una batería única y de vehículos ligeros sostenibles. Así lo considera Javier Creus, fundador de Ideas for Change y estratega en innovación y economía colaborativa.

“Hay condiciones para que la ciudad tenga un sistema de vehículos ligeros eléctricos con una batería marca Medellín”. Javier Creus, CEO Ideas for Change.

El sistema de transporte de Medellín es organizado y coordinado, lo que podría permitir tomar decisiones autónomas para una reincorporación segura de las operaciones del transporte masivo con una ocupación mayor al 35 % sugerido por el Gobierno ante el Covid19. Con protocolos de seguridad y tecnología, se podrían operar las rutas y reanudar el transporte formal con condiciones para proteger a los ciudadanos, y frenar una posible explosión en la venta de motocicletas y créditos que no respondan a la realidad actual. Es tiempo de comunicar cómo los usuarios pueden aprender a manejarse en un nuevo escenario en el que la planificación y estructura de sistemas de transporte público proporcionen bienestar.