Menú

Abr 28, 2021

Recuperación Empresarial, un servicio para empresarios en crisis

Recuperación  Empresarial, un servicio para empresarios en crisis

Empresarios en crisis o iniciando la misma han venido suscribiendo con sus acreedores acuerdos de pago para atender sus obligaciones, y preservar su actividad económica para proteger el empleo, mediante el procedimiento de Recuperación Empresarial que ofrecen las cámaras de comercio.

Desde hace un año y con el objetivo de ayudar a los empresarios afectados económicamente por la pandemia, el Gobierno Nacional expidió el Decreto Legislativo 560 de 2020 y el Decreto Reglamentario 842, con el que empresarios que se encuentren en situaciones de preinsolvencia e insolvencia pueden adelantar el Proceso de Recuperación Empresarial, ya sea por cesación de pagos o incapacidad de pago inminente.

Pero, ¿qué es la insolvencia y cuáles son los beneficios del servicio que ofrecen los Centros de Conciliación de las cámaras de comercio en todo el país?

Julián Palacio Olayo es el intendente Regional Medellín de la Superintendencia de Sociedades y fue uno de los conferencistas de la charla Lo que debes saber sobre la insolvencia empresarial. En esta, Palacio Olayo explicó que el artículo noveno de la Ley 1116 de 2006 o del Régimen de Insolvencia tiene dos supuestos de insolvencia: cuando hablamos de cesación de pago e incumplimiento de las obligaciones (mayor a 90 días, dos o más obligaciones vencidas y que representan 10 % del total de pasivos).

Y el segundo supuesto es lo que se ha denominado la incapacidad de pago inminente cuando se acredite que existe o que hay circunstancias que afectan racionablemente o de forma grave el incumplimiento de las obligaciones.



Por su parte, el experto Álvaro Isaza Upegui, socio de la firma Isaza & Londoño Abogados, señaló que la insolvencia “es un desequilibrio con activos inferiores a los pasivos desde el punto de vista financiero, pero hay otros aspectos que se deben analizar para determinar la causa de la crisis como es la iliquidez, perdida de capital de trabajo u otras”.

El procedimiento y los beneficios

La Recuperación Empresarial es un procedimiento extrajudicial de salvamento para las empresas, precisó Alejandra Betancur, jefe de Conciliación del Centro de Conciliación, Arbitraje y Amigable Composición de la Cámara de Comercio de Medellín. Entre los beneficios se encuentran que es de fácil acceso, pues tiene cobertura nacional mediante las cámaras de comercio; es ágil, dada su duración máxima de tres meses; permite la negociación integral de las deudas del empresario con todos sus acreedores o por categorías de estos.

La Recuperación Empresarial también suspende los procesos de ejecución, cobro coactivo, restitución de tenencia y ejecución de garantías, respecto a todos los acreedores o a los acreedores por categorías; provee transparencia para las partes con ocasión del deber de inscripción del trámite en el registro mercantil; es expedito, pues permite el pacto arbitral para la resolución de objeciones y extensión del acuerdo contando con árbitros especializados, en un plazo máximo de cuatro meses.

Las decisiones del procedimiento son de obligatorio cumplimiento para quienes aprueben, lo cual provee seguridad jurídica a las partes y permite la validación del acuerdo y celebrado el acuerdo, el deudor podrá solicitar la validación judicial, extendiendo los efectos de este a todos los acreedores o categorías de estos.

Junto a los decretos que permiten el procedimiento de Recuperación Empresarial, el Gobierno Nacional también permitió otros procedimientos que buscan flexibilizar el régimen de insolvencia para buscar alternativas con mayor celeridad a los trámites de reorganización y reducir tiempos para que las empresas puedan continuar con su labor, tal como ocurre con el proceso de reorganización abreviada.

Según datos de la Superintendencia de Sociedades, el año pasado ante esta entidad se adelantaron 1.292 procedimientos de insolvencia en todo el país.

La Cámara de Comercio de Medellín ofrece un portafolio de servicios para que las empresas sean competitivas, sostenibles y permanezcan en el tiempo.