• ico-buscar
  • ico-usuario

Jun 09, 2020

BIM, una metodología para mejorar la competitividad y sostenibilidad de la industria de la construcción

BIM, una metodología para mejorar la competitividad y sostenibilidad de la industria de la construcción

Los procesos digitales siguen siendo una oportunidad de mejora para las diferentes industrias del país y el sector construcción no es ajeno a esta tendencia. Para los profesionales que participan de un proyecto de infraestructura y edificación existe una metodología conocida como Building Information Modeling (BIM), o en español, Modelado de Información para la Edificación.

Carlos Mario Bernal, director del Cluster Hábitat Sostenible y Juan Carlos Serna, gerente de la firma Microcad, hablaron sobre esta metodología, como una de las principales tendencias que beneficia no solo a quienes intervienen en los proyectos de edificación, sino también al medio ambiente y a la misma ciudadanía, al permitir construcciones mucho más seguras.

“En los últimos 30 años el cambio ha sido drástico, venimos de un trabajo en dos dimensiones, en papel, a tener ya proyectos en tres dimensiones y con un poco de ayuda de la tecnología, como, tabletas, teléfonos inteligentes, dispositivos de mejor medición, esto ha cambiado significativamente al sector”, destacó Juan Carlos Serna.

Entonces, ¿de qué se trata BIM y por qué impacta la competitividad y sostenibilidad de esta industria? Esta metodología permite el trabajo colaborativo entre los profesionales que intervienen en una obra de construcción facilitando el acceso a la información del proyecto, que se realiza y visualiza en herramientas tridimensionales, y que permite consultar y corregir la obra, en caso de ser necesario. El acceso a los datos se puede realizar de manera remota y a través de múltiples plataformas.

“Quienes estamos metidos en el tema encontramos que la incorporación de la digitalización, específicamente de los modelos basados en BIM, nos permite reducir los residuos, hacer un uso más eficiente de los recursos, del tiempo y de los costos, es decir, ahí es donde se juntan el tema digital con el tema de economía circular” explicó Carlos Mario Bernal.

Por su parte, Juan Carlos Serna, explicó que hay proyectos en los que se deben hacer modificaciones de último momento, pero con la metodología BIM el propósito es identificar los errores existentes. “Antes de construir, tener el gemelo digital es algo fantástico, porque vamos a tener ahorros considerables y evitamos tantos problemas”.

Y con todo ello se logra un impacto positivo en el medio ambiente, pues esta industria genera 21 millones de toneladas de residuos, que gracias a BIIM pueden reducirse. Del mismo modo, se beneficia la ciudadanía que podrá contar con mayor seguridad y calidad de las obras, pero también, antes de realizar la compra del inmueble, podrá visualizarlo mediante el modelo digital.

Cluster Hábitat y la incorporación de BIM en las empresas

En Antioquia, la industria de la construcción genera 26.000 empleos, de los cuales, 16.000 son en Medellín. “Cuando hablamos de una iniciativa Hábitat Sostenible hablamos de una temática de interés para varios sectores. La industria de la construcción engloba un número grande de cadenas de valor, como, la manufactura, la actividad edificadora, de diseño, arquitectura, ingeniería y el sector inmobiliario, todos ellos tienen una representatividad en la región por la facturación y número de empleos que genera”, enfatizó Carlos Bernal.



Con el actual panorama, el Cluster Hábitat Sostenible le apuesta a dos retos. Uno de ellos es hacer procesos de referenciación de buenas prácticas a nivel mundial para que sean conocidas por las empresas de la industria, Chile, por ejemplo, es uno de los países latinoamericanos con grandes avances en la metodología BIM y que ha sido ejemplo en el país. Y como segundo reto, tener una oferta de formación basada en estándares, pues este nuevo modelo de trabajo implica que la educación de los profesionales se transforme desde las universidades, pero también en los profesionales que ya laboran en el sector.

La meta a mediano plazo es formar al talento humano en la gestión de modelos BIM, tanto en la modelación como en la visualización. “Quiero decir que no solo esa tecnología es valiosa en las etapas previas, de conceptualización, diseño y construcción, sino que, es muy importante en la gestión de activos, entonces estamos hablando de un nuevo negocio inmobiliario basado en herramientas digitales, que hoy no está en nuestra sociedad”, explicó Bernal.

Cabe destacarse que, pese a que aún falta mayor incorporación de la metodología BIM las empresas del sector han demostrado interés en conocer y aprender sobre los procesos de digitalización, pues sin duda reconocen la oportunidad que esto trae para mejorar su competitividad y sostenibilidad y un ejemplo de ello es la firma MicroCad que labora con tecnología que le permite obtener información precisa de las obras y proyectos que realiza.