Menú

Feb 08, 2021

Estrategia corporativa de ISA, un ejemplo para los empresarios en Crecimiento MEGA

Estrategia corporativa de ISA, un ejemplo para los empresarios en Crecimiento MEGA

“El ejercicio estratégico en una empresa debe ser algo deliberado, es importante tener esa conciencia de mirar el entorno de manera sistemática, hacer la revisión de las variables y cómo se mueven”, explicó Olga Patricia Castaño, vicepresidenta de Estrategia Corporativa de ISA, durante la presentación del primer módulo: Estrategia y Entorno, del programa Empresas en Crecimiento MEGA.

El programa, compuesto por cinco módulos, trabaja bajo el formato de Mentoría Empresarial. Las empresas beneficiadas reciben una transferencia de conocimiento realizada por un mentor experto, de alto nivel y con amplia trayectoria en la metodología. Por ello, recientemente el Grupo ISA fue el invitado para exponer sobre las herramientas que aplicaron para la definición de su estrategia corporativa y de esta manera ser un ejemplo para las compañías que se encuentran identificando su propósito superior.

Olga Patricia Castaño también resaltó que “no mirar lo que está pasando en el entorno es perderse de oportunidades, es no ver riesgos a futuro, ni anticiparse y todo eso es necesario convertirlo en opciones de crecimiento”.

El ejercicio de definición del propósito superior del Grupo ISA partió de reflexionar e identificar las respuestas a preguntas como: ¿quiénes somos?, ¿qué tenemos?, ¿qué hemos logrado? y ¿quiénes queremos ser, para qué existimos o en qué queremos impactar? Este es el punto de inicio para cualquier empresa en su interés de definir la meta MEGA.

NOTA MEGA 1.PNGDurante el ejercicio aplicaron herramientas como la Matriz DOFA y el análisis PESTEL, además establecieron plazos. “Y aquí quiero hacer otra recomendación, los plazos los establece cada compañía de acuerdo con la dinámica que tenga el sector, de hecho, nosotros trabajamos tiempos distintos para el negocio de telecomunicaciones y otros para el segmento de energía y concesiones viales”, enfatizó Castaño. El proceso de definición estratégico lo realizaron en tres fases:

1. Reconocer el entorno

2. Identificar el nivel de madurez de la empresa, las capacidades y la forma en que se querían aprovechar esas oportunidades

3. Construcción y definición de un plan sistemático y deliberado de acciones que pudieran conducir al logro de las metas definidas.

Así entonces, de una estrategia basada en la rentabilidad pasaron a un propósito de crecimiento con valor sostenible, compuesto por tres dimensiones: generar valor al accionista, crear impacto social - ambiental y asegurar la vigencia corporativa. Es decir que  el objetivo trascendió de un aspecto financiero a uno en el que sus públicos identificaran el aporte que la organización les genera tanto a ellos como a la sociedad.

IMAGEN NOTA MEGA 2.PNGLa Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia lidera y apoya iniciativas para que Antioquia sea una región con mejores condiciones de entorno y mayores oportunidades para las empresas.